Ojo Seco

Definición

El ojo seco es un desorden de la película lagrimal debido al déficit en la producción de lágrima o a su excesiva evaporación, lo que ocasiona daño a la superficie ocular interpalpebral y aparición de síntomas de malestar ocular.

Síntomas y Signos del Ojo Seco

Sensación de sequedad, sensación de arenilla en los ojos, dolor tipo punzada, ojo rojo, ardor, distorsión de la visión, presencia de mucosidades en la lágrima y en algunas ocasiones prurito. Estos síntomas aparecen y empeoran principalmente tras el sueño, tras una lectura o visualización de una pantalla de forma prolongada, la presencia de aire acondicionado, calefacción y humo pueden empeorar el cuadro.

Los signos mas característicos del ojo seco son la queratitis puntacta, que afecta principalmente al tercio inferior de la córnea, la hiperemia conjuntival (ojo rojo) en la zona interpalpebral, la tinción con fluoresceína de las zonas desvitalizadas de la córnea y un aumento de secreción mucosa blanquecina, que en casos avanzados de sequedad ocular, se hace filamentosa y se pega a la córnea (queratitis filamentosa).

Diagnostico

El diagnostico lo realiza el oftalmólogo mediante tinciones de la cornea con lisamina verde y rosa de bengala, determinando el BUT o tiempo de ruptura de la película lagrimal y el test de aclaramiento utilizando la tinción de fluoresceína y el test de Schirmer I que mide la producción total de lagrima durante un periodo de 5 minutos, aun cuando existen otras pruebas que pueden realizarse estas son las más utilizadas.

Tratamiento

Los tratamientos pueden abarcar:

  • Gotas para humedecer la superficie ocular, llamadas lágrimas artificiales o lagrimas naturales
  • Geles y Ungüentos lubricantes (en casos más severos)
  • Pequeños tapones puestos en los conductos de drenaje de las lágrimas para ayudar a que éstas permanezcan en la superficie del ojo
  • Medicamentos como ciclosporina tópica, corticoesteroides tópicos, al igual de antibióticos como la tetraciclina y doxiciclina orales.
  • En algunas ocasiones se requiere cirugía palpebral para mejorar la posición anormal de estos.