Cirugia Implante Visian ICL

Cirugia Implante Visian ICL

 

VISIAN ICL: Su elección para una corrección visual de máxima calidad

Visian ICL (Lente Implantable de Collamer ® ), creada por STAAR Surgical, cuenta con una probada trayectoria de mejoría de la calidad de visión. En comparación con otros procedimientos quirúrgicos para la corrección de la visión, Visian ICL proporciona una mayor agudeza visual y una mayor satisfacción del paciente*. La mejoría inmediata de la calidad de la visión, así como la recuperación, extraordinariamente corta e indolora, le dejarán sorprendido, ya lo verá. Visian ICL es el procedimiento de elección para los pacientes que necesitan y esperan los mejores resultados en rendimiento y seguridad. De hecho, el ejército estadounidense ha adoptado Visian ICL por la fiable claridad visual que aporta. Visian ICL es, sin lugar a dudas, la elección para los pacientes con un estilo de vida activo, que desean una visión de máxima calidad.

¿Qué es y cómo funciona?: 

Visian ICL es una lente implantable de Collamer ® que corrige los defectos refractivos del ojo. Al contrario de lo que ocurre con las lentes de contacto tradicionales, que se colocan sobre la superficie ocular, Visian ICL está dentro del ojo, entre el iris (la parte coloreada) y el cristalino y, una vez implantada, permanece indefinidamente en él. De todos modos, si la visión cambia mucho con el paso del tiempo, se puede cambiar o retirar.

1

Material tecnológicamente avanzado:

Visian ICL es de Collamer ® , un material para lentes tecnológicamente avanzado exclusivo de STAAR Surgical. Gracias a su base de colágeno, es biocompatible con el ojo (el organismo no lo considera un objeto extraño) y ofrece una calidad de visión excepcional. La lente corrige la visión con exactitud sin moverse de su posición. Visian ICL es la mejor opción para una lente que permanecerá en el ojo toda su vida.

2

Ventajas de Visian ICl:

High definition Visian ™:

Durante años, el único método para corregir la visión de forma permanente, aparte de las gafas o las lentes de contacto, era la cirugía ocular correctiva por láser. Sin embargo, Visian ICL lo ha cambiado todo. Ahora puede disfrutar de la High Definition Visian™ (Visión en Alta Definición), un nuevo nivel de corrección de la visión que ofrece una mayor resolución, agudeza visual, claridad, intensidad y profundidad de campo, con un procedimiento ambulatorio sencillo que dura menos de 15 minutos.

Sorprendentes resultados:

Después de un sencillo procedimiento ambulatorio  de  menos  de  15 minutos de duración, los pacientes experimentan una mejoría inmediata de la calidad de la visión que les deja realmente asombrados. De hecho, la calidad de la visión que se obtiene es, a menudo, mejor que la que se consigue con cualquier otra solución para la corrección de la visión.

Diseñada para ser permanente, pero se puede retirar:

Aunque Visian ICL se ha diseñado para permanecer indefinidamente dentro del ojo y corregir la visión, una de sus ventajas más importantes es que, si fuera necesario, se puede retirar o cambiar con facilidad. Al contrario que en los procedimientos láser (Lasik, PRK, ..) que modifican de forma permamente el tejido corneal, Visian ICL respeta el tejido corneal, es por tanto un procedimiento reversible.

Recuperación corta:

La recuperación con Visian ICL es rápida e indolora. La mayoría de los pacientes tarda menos de un día en recuperarse, ya que la incisión necesaria para inyectar la lente en el ojo es muy pequeña. Los pacientes suelen experimentar unas molestias mínimas y, normalmente, pueden volver a trabajar al día siguiente.

Invisible e indetectable:

Como Visian ICL se coloca entre el iris y el cristalino, es invisible para el paciente y para cualquier otra persona. La colocación estable de la lente dentro del ojo le permite actuar al unísono con su función ocular normal. El único efecto que notará será la mejora de la visión. La lente ni se ve ni se nota una vez implantada en el ojo.

Máximo rendimiento para una máxima satisfacción:

Cuando es necesaria una visión de máximo rendimiento, los deportistas y los cuerpos de seguridad, como las tropas del ejército estadounidense, optan por Visian ICL. ¿Por qué? Porque han comparado lo que ofrecía el mercado y han elegido la tecnología óptima para sus necesidades de visión. Se han tratado más de 250.000 ojos en todo el mundo. ¿Está preparado para un máximo rendimiento y satisfacción ocular?

Tecnología superior para deportistas:

– Steve Holcomb, piloto olímpico de bobsled, EE.UU.

– Thomas Lüthi, motociclista profesional, Suiza.

– Tom Danielsom, ciclista equipo Garmin-Cervélo, EE.UU.

3

La más alta tecnología para obtener “lo mejor de lo mejor”:

Obtenga el máximo rendimiento de su visión.

Desde su introducción en 1997, Visian ICL ha sido implantada en más de 250.000 ojos.

En estudios realizados por Staar para evaluar la efectividad de la lente, los resultados han sido los siguientes:

  • Más del 98 % de los pacientes tenían una agudeza visual de 20/20 o mejor.
  • El 100 % veía mejor que antes de la cirugía con lentes de contacto o gafas.
  • El 100 % cree que rinde más y mejor.

 

Corrige un amplio rango de necesidades visuales:

Si tiene entre 21 y 45 años de edad y sufre miopía, hipermetropía o astigmatismo, es un candidato excelente a la Visian ICL. Lo ideal es que no haya sido sometido con anterioridad a cirugía oftálmica y que no tenga antecedentes de enfermedades oculares como glaucoma, iritis o retinopatía diabética.

Amplio abanico de tratamientos:

Los problemas refractivos son un motivo frecuente de la reducción de la agudeza visual. Toda persona que desee tener una visión clara puede ser candidata a Visian ICL.

Visian ICL trata:

– Miopía de –0,5 a –20 dioptrías.

– Hipermetropía de +0,5 a +10 dioptrías.

– Astigmatismo hasta +6 dioptrías.

Córnea fina:

La córnea es la superficie curvada de la parte frontal del ojo. Como la Visian ICL no altera el tejido corneal, puede ser un procedimiento adecuado en caso de córnea fina.

¿Cómo se implanta Visian ICL?

Antes de la cirugía:

Dependiendo del modelo de lente Visian ICL que necesite, le realizarán una o dos pequeñas incisiones en el iris para garantizar el tránsito del humor acuoso entre la parte anterior y posterior de la lente. Estas incisiones pueden realizarse una o dos semanas antes de la cirugía de implantación o durante la misma. El cirujano le informará si su modelo de lente precisa o no de estas incisiones y del método de realización.

El día de la cirugía:

Tal como ocurre con todas las cirugías, es importante que no conduzca después del procedimiento, por lo que tendrá que pedirle a alguien que le lleve a casa una vez finalizado.

Recibirá anestesia para minimizar las molestias. Pregúntele al cirujano qué tipo de anestesia le administrará. Una vez anestesiado el ojo, el cirujano creará microincisiones en el borde de la córnea que se utilizarán para inyectar y colocar la lente. La lente blanda plegada será inyectada suavemente su ojo y quedará colocada detrás del iris.

¡Esto es todo! ¡El procedimiento dura unos 15 minutos! Como la incisión es microscópica, se sella de forma natural en muy poco tiempo sin necesidad de sutura. ¡Podrá abandonar la clínica unas horas después del procedimiento sin gafas ni lentes de contacto!

Tras la cirugía:

Al final del procedimiento, el cirujano puede aplicar un colirio para evitar posibles infecciones e inflamaciones. Una vez en casa, seguirá utilizando el colirio durante los días siguientes. El cirujano concertará una exploración oftalmológica de seguimiento.